DEDICADO A MIS NIÑOS/AS “SIEMPRE OS QUERRE”

ME GUSTARÍA NO TENERME QUE DESPEDIR, PERO LA VIDA A VECES TE DA LA OPORTUNIDAD MARAVILLOSA DE SER FELIZ CONOCIENDO A NIÑOS COMO VOSOTROS Y LUEGO TE OBLIGA A TENERLES QUE DECIR ADIÓS. GRACIAS A TODOS, HA SIDO UN AÑO MARAVILLOSO. SÉ QUE OS VOY A ECHAR MUCHO DE MENOS, SÉ QUE NUNCA OS OLVIDARÉ. HEMOS APRENDIDO Y COMPARTIDO MUCHAS COSAS, ALEGRÍAS, LLANTOS, ILUSIONES, ABRAZOS… Y AHORA MI MAYOR DESEO ES QUE SEÁIS FELICES, NO OLVIDÉIS LO QUE HABÉIS APRENDIDO Y QUE SIGÁIS APRENDIENDO PARA  QUE SEÁIS GRANDES PERSONAS.  GRACIAS POR HABER COMPARTIDO CONMIGO TANTO Y HABER SIDO VUESTRA MAESTRA. FELIZ VERANO. OS QUIERO MUCHO.

CARTA A UN ADULTO

Este texto lo he encontrado en el blog EL VUELO DE LAS MARIPOSAS que es uno      de mis favorito, considero que es muy apropiado para el comienzo del curso. Papás, mamás, leerlo y disfrutarlo. Lo he modificado un poco, pensando en mis niños/as  de 3 años.

Mis manos son pequeñas, por favor, no pidas perfección cuando escribo, hago un dibujo, pinto o lanzo una pelota.

Mis piernas son pequeñas, por favor, camina más lento para que pueda ir junto a ti.      A veces me tropiezo, ayúdame a que poco a poco tenga más equilibrio y libre mis obstáculos.

Concéntrate en mis habilidades, no en mis incapacidades. piensa que soy todavia pequeño. Insiste cuando me enseñes, quiero aprender a hacer lo que los otros hacen.   Sé paciente, insiste hasta que termine mis tareas.

Mis ojos no han visto el mundo como tú lo has visto, por favor, déjame explorarlo, no me limites innecesariamente, tal vez yo puedo enseñarte a mirar cosas que tú no percibes. Tómate más tiempo para explicarme las cosas maravillosas de este mundo, hasta que yo pueda comprenderlas.

Enséñamelas con alegría, haz que vivencie mis experiencias. Recuerda que yo aprendo de las personas que son importantes para mí. Sé un buen modelo. Trátame como te gustaría a ti ser tratado, nunca te olvides de ponerte en mi lugar. Mis sentimientos son frágiles, por favor, reconoce mis necesidades, a veces yo no las puedo comunicar.

Aprende a reconocer mi lenguaje. Mi comportamiento inadecuado dice algo, descífralo, analiza mi conducta antes y después. No esperes que me porte mal y se me castigue por ello. Refuérzame cuando me porto bien y trataré de mejorar. Necesito tu apoyo y tu entusiasmo. Recuerda que puedes criticar las cosas que yo hago pero sin criticarme a mí.

Muestra siempre tranquilidad, sé firme en la voz y el rostro cuando haces correcciones en mi conducta. No te olvides de enseñármelos amorosamente y con mucha paciencia. Por favor, dame libertad para tomar decisiones propias. Permite que me equivoque para que pueda aprender de mis errores. Así, un día estaré preparado para tomar decisiones que la vida requiere por mí.

Dame la posibilidad de elegir empezando por las cosas más simples. Por favor, no hagas todo por mí. De alguna manera eso me hace sentir que mis esfuerzos no cumplieron con tus expectativas, yo sé que es difícil, pero lo conseguiré. 

Nunca olvides que yo aprendo con el ejemplo.

PARA TODOS MIS NIÑOS

Un día puede ser un momento más,
un día puede tener el color
que diga tu corazón,
nublado, lleno de vida,
azul como las ilusiones,
rosa como los sueños,
pero un día siempre será un instante,
si todos los días de tu vida son iguales,
al final de tu vida,
en ese parpadeo de un segundo,
te habrá parecido que has vivido
un solo día de tu vida.

Haz de cada día un instante único,
quizás sólo lo consigas con una mirada,
con una sonrisa, con un pensamiento,
pero intenta que cada día sea
una foto única en el paseo de tu vida.

Si en algún momento de esa vida,
he pasado por allí, me conformo
con haberte proporcionado esa sonrisa,
ese pensamiento, ese brillar de tus ojos.

Con todo mi cariño para vosotros, mis niños. 

Siempre os llevaré en mi corazón.    

4 años C. 

 

EL ESPEJO QUE VEN LOS NIÑOS

– Si un niño vive criticado, aprende a condenar.

– Si un niño vive con hostilidad, aprende a pelear.

– Si un niño vive avergonzado, aprende a sentirse culpable.

– Si un niño vive con estímulo, aprende a confiar.

– Si un niño vive apreciado, aprende a apreciar.

– Si un niño vive con equidad, aprende a ser justo.

– Si un niño vive con seguridad, aprende a tener fe.

– Si un niño vive con aprobación, aprende a quererse.

– Si un niño vive con aceptación y amistad, aprende a hallar amor en el mundo.